Hedonismo a la bergamota

A veces es bueno desbarrar. No mirar el reloj, romper la lógica e incluso molestar un poco. A veces. Y poco.
Ayer fue uno de esos días. Nos sentamos (uno y uno=dos) a la mesa (gris y elegante) de un restaurante (bien) de la capital del Ebro. Entramos a las 15 h y salimos a las 19 h. Y os voy a contar lo que pasó.

Pasó que tras una comida rompedora pasó por allí el carrito … de los gin tonics (no el de los helados). No nos quedó otra; ser testigos mudos de cómo se prepara un Gin 209 con flor de Bergamota. Para acompañar, tónica india, que para eso estamos en un mundo globalizado y los ingleses se encargaron en su día de expoliarlo.

Hedonismo puro.
Bueno, mejor dicho, hedonismo floral a la bergamota.

Me falta hablaros del vino.
Para otro día. Hoy no tengo sed.

Anuncios

Un Comentario

  1. >Es de sinvergüenzas no hacer ningún comentario a este blog. Desde que Óscar te hizo volver, no me lo puedo perder. Para algo sirvió, digo yo, la despedida a la francesa de un amigo.Como aquella canción imposible, no pares, my very best Wheel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: