La infanta, la ley, la soberbia, el amor y la ignorancia

Con lo que molan las serie de televisión en las que un juez dicta sentencia y golpea el mazo!…En nuestro país, los jueces no le dan al mazo sino a una campanilla. Como cuando la “gente de bien” (jaja) llama al servicio para que le traiga un poco más de agua del tiempo.

Bajo el peso de la ley es una frase hecha. Es una metáfora, claro, porque la ley como concepto no pesa. Ni 4oo gramos ni 320 libras. Es ligera como el aire. Sólo tiene tres letras en castellano (ley) y otras tres letras en inglés (law). Unas letras bajo las que se amparan muchas mentiras. Eso si, como está bajo la ley se puede mentir todo lo que se quiera.

Ya saben que este sábado pasado 8 de febrero, su Alteza Real La Infanta Doña Cristina acudió a los juzgados de Palma de Mallorca para ser interrogada en calidad de imputada por blanqueo de dinero, falsedad documental y enriquecimiento ilícito.

“No me consta”, “no lo sé” y “no lo recuerdo” son las tres coletillas que la Infanta Cristina esgrimió como respuesta a muchas de las 400 preguntas que le formuló el juez José Castro. Sorprende escuchar a sus abogados hace dos días aseverando que la Infanta iba a aclarar todo perfectamente y a demostrar su inocencia. Y este sábado afirmando: “se ha visto cuan inocente es con sus respuestas taxativas”. ¡Vaya! con los abogados que ha contratado la Casa de su Majestad El Rey para mitigar el comportamiento económico de la segunda hija de Don Juan Carlos. Lo recordaré: “No me consta”, “no lo se” y “no lo recuerdo” es sinónimo de ser inocente, según la prestigiosa firma de abogados Roca Junyent.

Realmente, los ciudadanos podrían llegar a molestarse profunda y verdaderamente cuando la maquinaria del Estado se empeña reiteradamente en tratarles de tontos. Y ese caso es un buen ejemplo.

El juez José Castro preguntó a la Infanta por el préstamo de 1,2 millones de euros que el Rey le hizo. Insistió el juez y la Infanta respondió “al final es mi padre y se fía de mí”.

Desde que se conociera el caso de corrupción “Noos”, la sospecha de que la Casa Real hizo oídos sordos a los excesos económicos del matrimonio Urdangarín-Borbón se fue haciendo patente. Así es. El rey Don Juan Carlos es su padre. Y qué padre no intenta proteger a su hija.

A las 400 preguntas “de corte jurídico” del juez, de la acusación particular, del fiscal y de la defensa, a todas ellas, hay que sumar las preguntas que tienen los ciudadanos españoles. Y estas implican no solo a la Infanta y a su marido sino también a sus padres, los Reyes de España: ¿por qué la Infanta Cristina no ha escenificado ningún gesto de disculpa, humildad o elegancia tras conocerse la enorme corruptela económica en torno al Instituto Noos y la empresa Aizoon SL? Y ¿por qué su padre no ha requerido de su hija una reacción, un comportamiento que denote un gesto humano, y no solo una huida a Ginebra que más parece un premio que un destierro?

Siendo hija de reyes, la Infanta ha vivido acostumbrada a ser halagada por ser “hija de” y a no tener que dar explicaciones. Y las que ha dado en el juzgado han sido: “no me consta”, “no lo sé”, “no lo recuerdo” o “es mi padre”. Eso si, todo muy legal, por amor y con mucha soberbia. Digo ignorancia. (Vean un fragmento en video de la declaración de la Infanta).

La infanta Cristina, sonriente, ante la mirada de una agente de policía a su llegada a los juzgados de Palma. (GTRES)  20 minutos.

Anuncios

  1. Creo que a propósito de haber gastado poco más de 3000 euros en ocho años, pues lo cargaba todo a la empresilla presuntamente delictiva, se le preguntó por alguna factura de compras “domésticas” y respondió:
    -Tengo diez (o las que fueran) tarjetas de crédito en el bolso, a veces me confundo.
    Sin comentarios.

    • Desde luego Eduardo. Sin comentarios. Como otra de sus respuestas: “Sé qué hacía Iñaki pero no Noós”. Tremendo ¿eh? Licenciada en Ciencias Políticas, con un máster de nivelón, con un puesto de gestión en una caja/banco y dice no saber qué contratación ni como les paga a sus empleados domésticos. Como imputada que es tiene derecho a no decir la verdad, pero ha dejado bien claro el tipo de persona que es por muy Infanta que sea y la falta de respeto que tiene a su país. Saludos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: