Descubriendo a Fogwill

“Para escribir hace falta un 86 por cien de rabia y un 14 por cien de emociones confusas. Solamente puedo escribir en contra. Escribo en contra de lo establecido y me rindo ante los valores” 

Rodolfo Enrique Fogwill

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Rodolfo Enrique Fogwill contaba mientras disolvía el azúcar en una taza de café que una vez hizo una foto a la velocidad. Pocas veces un tipo tan insolente, irreverente y radical me ha caído tan bien.

El periodista que lo entrevistó 15 días antes de que muriera lo hizo sin haberlo leído. Y se nota. Yo también he escrito este post sin haberlo leído. A Fogwill. De aquella conversación -la de Fogwill quince días antes de morir- salió un documental que lleva por título El último viaje. Trailer “Fogwill. El último viaje”.

Lo he visto un par de veces -el documental- y lo cierto es que me ha permitido descubrir a Rodolfo Enrique, un escritor argentino que te sacude con cada una de sus observaciones pero, sobre todo, te eleva cuando le lees algo como lo que sigue:

 

 

“Había una vez que yo soñé algo y lo olvidé.

Ese sueño y sus no imágenes me siguen hasta hoy, cuando han pasado casi 39 años.

A eso se llama vivir o haber vivido, pendiente de un olvido. Es natural ahora.

Cuando el olvido roe las neuronas. Pero aún recuerdo que aquella vez, hace casi 40 años, soñé y olvidé.

Y desde entonces pienso que el grueso de la memoria se compone de cosas negras hechas de puro olvido.

La memoria está llena de olvido. Vacía de si.

Llena de olvido. Casi hecha de puro olvido.

Uno mismo termina hecho de puro olvido”.

 

El autor de Los Pichiciegos, Help a él, Últimos movimientos y Vivir afuera Fogwill– trabajó en su día para Coca Cola como asesor de marketing. Yo le perdono casi todo a este hombre que fue un boludo con los poderosos y rebosante de humanidad con los débiles. He visto muy pocos así.

El periodista que entrevistó a Fogwill quince días antes de morir -sin haber leído ninguna de sus novelas- escribió que su documental “deja de ser entrevista para convertirse en conocimiento”. Tanta petulancia me abruma aunque le agradezco mi descubrimiento. Precisamente este post va de todo lo contrario, de esto; de que tengo que leerlo. A Fogwill. 

 

Anuncios

Un Comentario

  1. Yo tampoco lo he leído, pero me dan muchas ganas de leerlo leyéndote a ti… Bsss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: