El segundo acto del rockero Elliott Murphy

Portada del documental The Second Act of Elliott Murphy“Yo quería hacer una película sobre el éxito y el fracaso y lo relativo que son ambas realidades”. “Buscaba la fórmula y pensé en la carrera de alguien coherente. Me venía una y otra vez a la cabeza Elliott Murphy. Y aquí está”. 

Jorge Arenillas ha dirigido el documental “The second act of Elliot Murphy” que se presentó el pasado miércoles 26 de octubre en la Cinemateca de Madrid ante un público acalorado -aire acondicionado apagado a partir de las 20 horas- a la vez que expectante -primero- y entusiasmado -después-.

El documental tiene algo de existencialismo, superación personal y pop rock,  y su portada esconde y muestra a la vez un guiño doble. La frase del famoso escritor maldito Scott FitzgeraldThere are no second acts in American lives” –“No hay segundas partes en la vida americana”– resume de algún modo lo que le ha pasado al neoyorkino Murphy afincado en París desde 1989. Elliot fue considerado por el mundillo musical americano de los 70 “el nuevo Dylan” pero no llegó al éxito comercial con mayúsculas como Bruce Springsteen, Tom Petty o Jackson Browne. “Tenía todo a favor; buen músico, grandes letras, una melena rubia preciosa, presencia… todo para triunfar. Pero el éxito no le llegó”, relata en el film uno de los testimonios de la época. 

A finales de los 80 se instaló en Francia, desde donde ha ido tejiendo su actual estatus de rockero-músico-letrista-artista de culto fiel a sí mismo. En América publicó cuatro discos con mutinacionales y en Europa ha autoeditado numerosos discos -supera la treintena- y ha formado un dúo de calidad con el fantástico guitarrista francés Olivier Durand que sigue ofreciendo giras y giras -cien conciertos al año- por diversos países europeos.

“The second act of  Elliot Murphy” se rodó en varias ciudades: Madrid, Zaragoza, Bilbao, Paris y New York. La cámara le acompaña en viajes, hoteles, camerinos, pruebas de sonido y contacto con sus fans e intercala entrevistas personales que muestran el lado más reflexivo del músico. Un Elliot que desde hace 25 años padece tinitus  -un transtorno que ocasiona un constante y molesto pitido en los oídos- y que enmudece cuando uno de sus fans, con esclerosis múltiple y en silla de ruedas, le espeta: “qué mal lo debes pasar por la tinitus“. Un Elliot que destila una curiosa mezcla de humor, humanidad y tristeza, a partes iguales, y que es confiesa abiertamente que tiene todo lo que necesita para ser feliz pero no todo lo que desea. La doble cara -o la cara b- del éxito y del fracaso de un músico que apuntaba a lo grande entre los grandes y que ha sabido transmutarse en todo un artista de culto.  

Inolvidable, entre los asistentes a la Cinemateca del Matadero, el guiño que Murphy dedicó a Bowie, rasgando “Heroes” con su guitarra. 

.

El film se ha estrenado este otoño en festivales de cine y posteriormente se editará en DVD y plataformas digitales.

FILMIN: https://www.filmin.es/pelicula/the-second-act-of-elliott-murphy

FILMOTECH: http://www.filmotech.com/V2/ES/FX_FichaPelicula.asp?ID=17143

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: